Blogia
grafelbergnoticias

Proponen elegir a un presidente del gobierno regional y traspasar competencias desde el nivel central

Proponen elegir a un presidente del gobierno regional y traspasar competencias desde el nivel central

 

 La elección de un presidente del gobierno regional que tendrá a su cargo parte de las tareas que actualmente realizan los intendentes, es una de las propuestas que hizo el senador Jaime Orpis, al presentar una serie de indicaciones al proyecto de reforma constitucional que establece la elección directa de los consejeros regionales (cores).

 

 

 

 

Dicha iniciativa -en segundo trámite y que está radicada en la Comisión de Gobierno del Senado- apunta a introducir una serie de cambios en materia de administración regional siendo una de las más importantes la que cambia la forma en que se eligen actualmente los cores, cuya generación hasta ahora le ha correspondido al cuerpo electoral conformado por los concejales municipales de cada provincia.

 

 

 

No obstante, a juicio del senador Orpis la elección de los cores no implica una verdadera descentralización, pues seguirían administrando un sistema centralizado.

 

 

 

Por ello, propuso una serie de medidas que apuntan a definir los tipos de competencias y a modificar la estructura de los gobiernos regionales.

 

 

 

Con estos cambios, precisó el senador, “la figura del intendente se mantendrá como el representante del Presidente de la República, pero respecto de programas nacionales que se apliquen a la región”.

 

 

 

Agregó que, de acuerdo a su propuesta, la entidad apropiada para abordar las competencias regionales es el gobierno regional “y por lo tanto, es importante que exista un presidente del gobierno regional que sea elegido de manera directa”.

 

 

 

PASO PREVIO

 

 

 

Según el senador Orpis la descentralización se ha discutido de manera errónea. “Todo el debate ha estado centrado en si se elige o no a los cores, cuando ese es el último paso, porque en el escenario de que se elijan los cores bajo el actual esquema, van a seguir administrando un sistema centralizado y eso no es descentralización.  La descentralización es el traspaso real de competencias”, advirtió.

 

 

 

En tal sentido aseguró que antes de aprobar la elección directa de los cores, se debe cumplir con el paso previo de terminar con el centralismo.

 

 

 

“Yo subordino cualquier elección de los cores a que exista una descentralización efectiva y no nos amparemos en eso para señalar que estamos descentralizando, porque eso no es efectivo. Para mí una condición previa para elegir a los cores es descentralizar”, advirtió.

 

 

 

La propuesta señala que sólo será competencia del nivel central aquellos planes y programas que tengan carácter nacional; a los gobiernos regionales aquellos que tengan carácter regional y a los municipios los que tengan carácter local.

 

 

 

“Las competencias están completamente confundidas. Los gobiernos regionales prácticamente no existen porque todo está subordinado a nivel nacional. Todo el gabinete regional es de confianza del nivel central y sólo los proyectos que presenta el intendente, que es de la confianza del Presidente de la República, son los que pueden ser abordados por los cores”, explicó el senador.

 

 

 

Por ello, planteó una norma transitoria en la que establece que el traslado de competencias desde el nivel central a las regiones tiene que verificarse en un plazo de 10 años.

 

 

 

En lo fundamental se señala que “por un plazo de 10 años los gobierno regionales podrán solicitar al Presidente de la República, el traspaso de competencias y recursos que estén a cargo de organismos o servicios de la administración central o funcionalmente o territorialmente descentralizada o desconcentrada”.

 

 

 

Asimismo, propone darle un estatus jurídico distinto a los convenios de programación, que son una suerte de contrato que celebra una región con un ministerio para un proyecto específico, en el que cada una de las partes asume la entrega de recursos.

 

 

 

El problema, explicó el senador es que “los convenios de  programación son definidos a nivel central y no hay ninguna sanción si una parte no cumple. Por eso, asimilo los convenios de programación a lo que son los contratos en el sector privado en el que una de las partes no cumple un contrato se puede exigir el cumplimiento de la obligación con la indemnización de perjuicios”.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres