Blogia
grafelbergnoticias

"Beneficios de las carnes blancas"

"Beneficios de las carnes blancas"

Las carnes blancas son de gran valor nutritivo y de muy buena digestibilidad, aunque su valor calórico puede ser muy variable, según la especie y corte, contienen menos grasas saturadas. Son una buena fuente de proteínas, hierro y cinc.

Hasta el inicio de la cría intensiva de las aves como el pollo y el pavo, estas eran carnes de lujo. Ahora son más económicos permitiendo consumir pollo prácticamente todos los días.

El pollo, una de las carnes más ricas y apreciadas, además de ser sana y económica. Se caracteriza por ser muy sabrosa y de fácil digestión. La carne de pollo es una de las más magras, es decir con menor cantidad de grasa. Además la carne de pollo es rica en proteínas, en especial de aminoácidos "esenciales", definidos así porque el organismo no está en disposición de fabricarlos por sí solo y forzosamente debe recibirlos de los alimentos.

El pollo destaca por su alto contenido en vitamina B3 y ácido fólico, posee hierro y zinc, fósforo y potasio, además es buena fuente de  vitamina A, tiamina.

Entre las ventajas para la salud que entregan todas estas propiedades del pollo encontramos:

- Ayuda a formar y reparar tejidos del cuerpo porque contiene proteínas de alta calidad importantísimas sobre todo durante el crecimiento, embarazo y lactancia.
- Protege al sistema nervioso y a la piel porque contiene Tiamina, Riboflavina y Niacina, cuya proporción es mayor a la contenida en la carne de vacuno.
- Contribuye a que se realicen diversas funciones orgánicas por la cantidad y variedad de minerales que contiene y el valor nutritivo de sus proteínas, es superior a la de muchos alimentos de origen vegetal.

La existencia de criaderos de alta producción de pollo han ayudado a que ésta carne sea más asequible pero han sido cuestionados por uso de químicos, exceso de sal y agua. Recientes trabajos científicos efectuados en nuestro medio por destacados especialistas en la materia han demostrado que la carne de ave está exenta de productos hormonales que pudieran dañar la salud de los consumidores.

Usos culinarios: El pollo es un alimento que permite todo tipo de preparaciones. Es de fácil preparación, admite todos los acompañamientos imaginables y puede comerse frío o caliente. Siempre es blando. Son tantas las formas de cocinar el pollo como gustos existen: entero o en trozos, guisado, estofado, a la plancha, al horno, al grill, al microondas, apanado, relleno, a la parrilla o cocido, con diversos marinados y costras que lo hagan más crujiente. El pollo y en especial sus huesos, son excelentes para preparar caldos muy sabrosos, que sirven como base para otras sopas y guisos o para servirlos como consomé.

Siempre es importante eliminar la piel para disminuir su cantidad de grasa y no sobre cocinar, en especial la pechuga de pollo, que resultara seca. Para saber su punto exacto de cocción se debe pinchar con un tenedor y al momento que salga jugo transparente la cocción está completa.

Manejo: A la hora de elegir un pollo deben fijarse que la carne tenga un color uniforme, blanco o ligeramente amarillento, y que no tenga manchas en la piel o el cuello. El envase no debe contener mucho líquido libre, ya que esto puede deberse a un mal manejo de la temperatura de almacenamiento (siempre en refrigeración o congelación) y sobrepeso en su traslado.

Para conservarlo en casa se debe mantener en el envase o bolsa cerrada, en refrigeración (4ºC máximo) por no más de tres días, o en congelación (-18 ºC) por hasta 6 meses, teniendo la precaución de descongelar a temperatura de refrigeración y evitar que este expuesto por más de 2 horas al ambiente. Una vez que un pollo se descongela no se debe volver a congelar.

La carne de pavo posee características parecidas a la del pollo: es magra, rica en nutrientes y fácilmente digerible. La carne de pavo tiene un bajo contenido de grasa y con la ventaja de que no se trata de una grasa entreverada; es decir la mayor parte de la grasa se encuentra debajo de la piel y se puede retirar fácilmente. El muslo del pavo es la parte más grasa.

La carne de pavo es muy proteica (del 20 a 25 por ciento de proteínas según la porción) y se puede equiparar tanto en cantidad como en calidad con la del resto de carnes. Además, su bajo contenido en colágeno facilita la digestibilidad, por lo que se recomienda incluirla en la dieta infantil. Como en todas las carnes, el contenido de hierro de la carne de pavo se absorbe bien, y es abundante en potasio y magnesio, componentes beneficiosos para evitar la anemia e ideal en periodos de convalecencia o cuidado especial. Con respecto al contenido en vitaminas, destaca la vitamina B3 o niacina.

Una de las ventajas del pavo, junto con el pollo, es que puede incluirse en dietas hipocalóricas y alimentación saludable para toda la familia.

Manejo: es importante mantenerlo a temperatura de refrigeración, en la que tiene una duración de 3 días o en congelación que puede durar hasta 6 meses. Oscilaciones de temperatura pueden afectar sus cualidades o bien producir algún tipo de contaminación microbiana.

Al descongelar carne de pavo debe realizarse en refrigeración y no debe congelarse nuevamente.

                                   Energía  Proteínas  Lípidos  Hidratos de Carbono  Fibra
Pechuga de pollo      110        23,1           1,2                0                           -
Trutro de Pollo           120        20,1           3,8                0                           -
Pechuga de pavo      120       20,5            2,5                0                           -
Trutro de pavo           140         19             6,5                0                           -

fuente:Nova

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres